Archivo de la etiqueta: Deporte

Aminostar en Muscle&Fitness del mes de Septiembre

Este mes estamos que nos salimos con nuestra aparición en la Revista Muscle&Fitness una de las publicaciones más relevantes del sector.

Esperamos que os gusten nuestras fotos. Y como os comentamos anteriormente os esperamos en el Arnold Classic 2012 de Madrid.

Productos Aminostar
www.aminostar.info
Anuncios

Nutrición deportiva: En vacaciones también hay que cuidarse

Con la llegada del verano, solemos dejarnos llevar por el momento e ingerir alimentos que no nos benefician. Se suele abusar de todo tipo de comida y bebida, pero especialmente de los helados, uno de nuestros caprichos más conocidos.
Si bien es positivo darnos un homenaje de vez en cuando, no conviene abusar de estos, siendo preferible tomar granizados en vez de otro tipo de helados. En España se ha puesto de moda el Yogurt Frozen y parece que esta también es una alternativa saludable.
 
Fuente: Aminostar

La práctica deportiva necesita un cuerpo bien entrenado y bien alimentado

La práctica deportiva necesita un cuerpo bien entrenado y bien alimentado, siguiendo las pautas generales que dicta la nutrición. Opnión de Will Vargas.

Se puede afirmar que el rendimiento deportivo está condicionado por un conjunto de factores que incluye el entrenamiento, la motivación, las condiciones físicas, el medio ambiente y la alimentación. Es importante tener en cuenta que una alimentación adecuada no será suficiente para ganar una competición, pero sí que una dieta inadecuada, incluso existiendo una buena preparación, puede hacer que fallemos en una prueba deportiva.
Una alimentación equilibrada contribuirá a que nos mantengamos en un buen estado de salud y que aprovechemos al máximo nuestras capacidades físicas potenciales para obtener los mejores resultados, lo cual significa que no existen alimentos ni dietas milagrosas que permitan por sí mismos alcanzar rendimientos espectaculares.

También conviene tener presente que, aunque las recomendaciones generales se pueden considerar validas para la gran mayoría de deportes, no hay dos deportistas que sean idénticos y que tengan las mismas necesidades, por lo que la alimentación del deportista, como la de toda la población, debe contemplarse desde un plano individual.

Dado que, todo trabajo necesita de energía, y que correr no es la excepción, prestemos especial atención a los siguientes 21 puntos:

Algunos alimentos para corredores

1. Uno no debe correr con el estómago vacío; se recomienda desayunar o tomar una barra a base de carbohidratos para prepararse. También podemos consumir un sandwich con crema de maní o con crema de avellana y chocolate (Nutella) es ideal para los corredores matutinos que necesitan incrementar su energía y mantenerla, estos sencillos snacks contienen los carbohidratos y proteínas que necesitamos.

2. Los plátanos son ideales para recargar la energía después de correr, estos contienen grandes cantidades de potasio que regula la presión en la sangre y ayuda a nuestra rápida recuperación. Las frutas rojas como la fresa y la frambuesa contienen gran cantidad de fibra, potasio y vitamina C que ayuda a que tu cuerpo se restaure después de correr durante horas.

3. Aunque no a todos les guste el brócoli, este es una fuente nutricional muy importante ya que contiene: vitamina C, potasio, fibra y fitoquímicos que son clave para una buena salud y un buen rendimiento.

4. Para mejorar la densidad ósea no hay nada mejor que un vaso de yoghurt que contiene un tercio de la ingesta diaria recomendada de calcio, además de que tiene ciertas proteínas que te ayudan a mejorar tus músculos y recuperarte.

5. El bajo nivel de hierro en el cuerpo provoca fatiga, por lo que un pedazo de carne roja que contiene altas cantidades de hierro y proteínas es ideal para los corredores. Para aquellos que son vegetarianos una buena opción son los frijoles, la soya, los garbanzos, la lechuga y los cereales en general. Otra buena fuente de proteínas, es el salmón ya que esta enriquecido de Omega 3, esto ayuda a desinflamar los músculos y a contrarrestar las enfermedades.

6. Un puñado de almendras o de nueces puede ayudarnos a reducir los niveles de colesterol y correr un menor riesgo de padecer enfermedades en el corazón por ser una excelente fuente de vitamina E.

7. Ya sean cocidos, revueltos o fritos, los huevos tienen el 10% de las proteínas diarias que necesitamos para que nuestros músculos se recuperen.

8. Las vitaminas A, C y, sobre todo, E, además de minerales como el Zinc, actúan como protectores antioxidantes. Los entrenamientos largos y fuertes causan importantes pérdidas de Hierro, Zinc y Magnesio y si no se recuperan correctamente puede incrementar el estrés físico y disminuir la capacidad inmune del corredor. Si lo que buscas es reducir el dolor muscular, las naranjas son una buena recomendación, ya que una sola naranja proporciona 116.2% del valor diario del antioxidante vitamina C. Además tomar suplementos de vitamina C durante dos semanas ayuda a aliviar el dolor muscular y evita enfermedades respiratorias.
9. Otros alimentos tradicionales para los corredores como la pasta, el pollo, el arroz y el pan integral, brindan una gran cantidad de carbohidratos y proteínas, además de que son fáciles de preparar y mezclar en nuestras comidas.

Para bajar de peso

10. Una dieta balanceada:? Para bajar de peso necesitamos quemar más calorías de las que consumimos, para eso es necesario que llevemos una dieta balanceada sin excedernos por ejemplo en los carbohidratos. Tomemos porciones menores de alimentos que tengan alto contenido en grasas y calorías; consumamos más granos enteros, frutas y vegetales.

11. Correr regularmente:? La combinación ideal a una dieta equilibrada para bajar de peso es el ejercicio, trata de correr 5 o 6 días a la semana como tu entrenador te lo sugiera. Las personas que bajan de peso y se mantienen queman por lo menos 4.000 calorías adicionales a la semana a través del ejercicio, en este caso corriendo.

12. Comer varias veces al día:? Es más saludable hacer varias pequeñas comidas al día, incluyamos refrigerios a media mañana y a media tarde o simplemente dividamos la comida fuerte en dos. Elijamos alimentos sanos como fruta, cereales o yogurt para los refrigerios.

13. Aumentar la proteína en tu dieta: ?El cuerpo quema más calorías para digerir la proteína (eg. huevo, pollo, frijoles, yogurt, granos enteros), un estudio reciente muestra que la proteína además de controlar el apetito mantiene la masa corporal sin grasa.

14. Mantenernos bien hidratados: Esto nos ayudará a procesar las calorías y mejorar nuestro rendimiento. Una pequeña deshidratación puede hacer más lento nuestro metabolismo. Es necesario beber líquidos aunque no se tenga sed, debe ser a sorbos cortos, sin prisa, antes y después de entrenar. A medida que el cuerpo va perdiendo agua, baja el rendimiento y se puede llegar a la deshidratación (que es la pérdida de más del 3% del peso corporal), disminuyendo enormemente la función cardiovascular y la termorreguladora. La excesiva sudoración nos hace perder agua, que si no es remplazada inmediatamente hace que disminuya el volumen sanguíneo. De esta forma si el corazón recibe menos sangre, bombea menos, y para mantener el esfuerzo lo obligamos a subir el número de pulsaciones por minuto. Todo esto acelerará la aparición de la fatiga que representa menor rendimiento. Una vez al día se debería ingerir al menos medio litro de bebida isotónica, estas nos permiten acelerar la recuperación y asimilar mejor el entrenamiento.

15. Entrenar fuerza:? Aumentar la masa muscular acelera el metabolismo, un kilogramo de masa corporal quema de 60 a 100 calorías al día mientras que un kilogramo de grasa quema menos de la mitad. Cumplamos con las sesiones de fuerza que nos sugiera el entrenador en la semana para construir masa muscular.

16. Evitar dietas milagro:? Pensamos en soluciones rápidas cuando se trata de bajar de peso, un promedio razonable de pérdida de peso es de 250 gr a medio kilo a la semana. Existen muchos caminos engañosos que no hacen más que disminuir tu masa muscular y tu metabolismo.

Para competir

17. Debemos disminuir la ingesta de proteínas, consumir menos congelados y comidas precocinadas; rebajar en lo posible al máximo los fritos y evitar los dulces muy elaborados. La ingesta máxima diaria de proteínas debe estar en función del esfuerzo realizado. Ese rango oscila entre 1 y 1,6 gramos por kilo de peso corporal. Un corredor de 70 kgs necesitaría ingerir entre 90 y 120 gramos diarios, y lo puede obtener de una dieta normal sin suplementos. Las mejores proteínas son la clara del huevo y el suero.

18. Por el contrario, es necesario aumentar la ingesta de carbohidratos, en forma de legumbres, de arroz, de pasta, de verduras, de hortalizas, de frutas y de frutos secos. También sería importante tomar una cucharada diaria de miel y otra de aceite de oliva virgen. Conseguiremos que la sangre se espese menos (pues circularán menos residuos por ella), el hígado trabajará menos (con lo que desaparecerán los dolores abdominales) y se incrementará el número de glóbulos rojos, entre otras muchas más ventajas. A mediano plazo te sentirás mejor y al mismo esfuerzo el rendimiento será mucho mayor.

19. Los carbohidratos de asimilación rápida se deben ingerir apenas terminado el entrenamiento o la competencia, son la miel, la melaza o la glucosa. Los de índice glucémico medio se deben tomar dos horas antes o dos horas después del entrenamiento, son la pasta, el arroz, o el pan. Es aconsejable ingerir entre 150 y 300 gramos. Y los de índice glucémico bajo hay que ingerirlos en las comidas más alejadas del entrenamiento.

20. En competencia no se deben tomar pastillas de glucosa de asimilación rápida, pues pueden producir el efecto contrario al deseado. Sí se pueden tomar bebidas isotónicas, que llevan una baja concentración de carbohidratos de asimilación lenta. El riesgo es el siguiente: al ingerir una de estas pastillas de índice glucémico alto a partir del km 30, momento en que las reservas de carbohidratos escasean, el organismo detecta un incremento muy brusco de la glucosa sanguínea y entonces segrega insulina para contrarrestar y reequilibrar los niveles de glucosa. Esta subida de insulina, también brusca, provoca un efecto rebote, disminuyendo mucho los niveles de glucosa en la sangre y consiguiendo con ello el efecto contrario al deseado.

21. La cafeína incrementa la oxidación de grasas en los primeros minutos, pero no afecta el uso del glucógeno. Sí que mejora algo el rendimiento deportivo, y sobre todo afecta al sistema nervioso. Se aconseja tomar un café expreso o algún alimento con éste ingrediente menos de una hora antes de competir.

Fuente dinero.com

La alimentación en el pádel

Alimentos ricos en proteínas

Inmersos en plenos Juegos Olímpicos es tiempo de saber más de los deportistas que salen triunfadores. Hace 4 años Michael Phelps, uno de los protagonistas de Pekín 2008, nos sorprendió con unas declaraciones en las que afirmaba que comía 12.000 kcal al día. Naturalmente, como jugadores de pádel no necesitamos esa ingesta calórica para nuestro deporte, pero sí que debemos concienciarnos de la importancia de la alimentación en el pádel.
 
¿De qué manera repercute una buena alimentación en el jugador de pádel? ¿Es tan importante como para determinar el resultado final de un partido? ¿Qué alimentos son imprescindibles en el menú diario de un jugador de pádel? Cómo aficionados y jugadores amateurs, ¿tenemos que prestarle atención a la alimentación? A todas estas preguntas trataremos de encontrarle una respuesta.

La importancia de la alimentación en el pádel

El éxito del deportista radica en tres pilares básicos; el entrenamiento, la alimentación y el descanso. De los tres depende nuestro rendimiento en la pista y tenemos que prestar la atención que se merece a cada uno de ellos. La alimentación es un acto voluntario y consciente por lo que es importante que sepamos en cada momento qué alimentos tomar y cómo hacerlo.
Una correcta alimentación, en función de cada persona, puede determinar el éxito o el fracaso en el deporte o en cualquier situación de la vida. El jugador de pádel debe basar su alimentación en tres pilares (hidratos de carbonos, proteínas y grasas), pero no debemos olvidar la importancia de la hidratación y la correcta ingesta de vitaminas y minerales.

Los hidratos de carbono, la gasolina de los músculos

Dentro de nuestro menú diario el plato principal debe estar compuesto por hidratos de carbono ya que éstos van a ser la gasolina de nuestro cuerpo. Los carbohidratos nos aportan la energía necesaria, en forma de glucógeno, para poder desplazarnos, saltar y golpear dentro de la pista de pádel.
La fuente más rápida de energía es el glucógeno muscular, éste es el principal combustible energético de nuestro organismo. Las patatas, los cereales, la pasta o el pan integral son alimentos ricos en carbohidratos complejos, necesarios para proporcionarnos la gasolina que vamos a utilizar durante los partidos.
Estos alimentos son de asimilación lenta, por tanto, no pueden faltar en los días previos a un partido y en las 3 o 4 horas antes del mismo. Si no los tenemos en cuenta dentro de nuestra alimentación a lo largo de un partido o durante un torneo en el que jugamos varios partidos diarios sufriremos un bajón físico que nos puede costar el partido.
Por otro lado, nos encontramos con carbohidratos simples o de asimilación rápida,que nos proporcionan energía rápidamente, como lo hacen las frutas, la miel o la mermelada. Estos alimentos son muy importantes tomarlos después de los partidos, para favorecer la recarga de glucógeno. También podríamos tomarlos en la comida previa a un partido, mezclándolos con carbohidratos complejos.

Las proteínas, otro pilar básico

No podemos obviar en nuestra alimentación las proteínas, éstas son las encargadas de construir y regenerar los tejidos, tan importante en los deportistas ya que son sometidos a desgastes importantes. También es importante el hecho de que en ausencia de hidratos de carbono en la dieta de los que obtener glucosa, es posible obtenerla a partir de la conversión de ciertos aminoácidos en el hígado. No obstante, esto se da en situaciones extremas y poco saludables.
El ser humano necesita un total de veinte aminoácidos, de los cuales, nueve no es capaz de sintetizar por sí mismo y deben ser aportados por la dieta. Estos nueve son los denominados aminoácidos esenciales, y si falta uno solo de ellos no será posible sintetizar ninguna de las proteínas en la que sea requerido dicho aminoácido. Esto puede dar lugar a diferentes tipos de desnutrición, según cuál sea el aminoácido limitante.
Son alimentos ricos en proteínas las llamadas proteínas de origen animal como la carne (preferible tomar aquellas menos grasas como el pavo y el pollo), el pescado, el huevo, los lácteos y las proteínas vegetales (la soja, legumbres, levadura de cerveza…).
Estos alimentos debemos tomarlos después de los entrenamientos y de los partidos para favorecer la regeneración muscular. Además, estos alimentos no nos aportan energía (salvo en casos extremos como hemos visto) y pueden provocarnos nauseas y sensación de pesadez.

Las grasas, tan necesarias como peligrosas

Un elemento importante en la dieta de un jugador de pádel son las grasas, fundamentales y necesarias, eso sí, hay que saber qué tipo de grasas podemos tomar y en qué cantidad, ya que a su vez pueden ser también bastantes peligrosas y perjudicar nuestro rendimiento.
Ser fuente energética es una de las principales o más conocidas funciones de las grasas, pero también tiene otras fundamentales para nuestro organismo como la protección y acolchamiento de órganos vitales, el aislamiento térmico o el transporte sanguíneo de vitaminas.
Son grasas necesarias para nuestro cuerpo las insaturadas (mono y poliinsaturadas) presentes en los aceites vegetales, en cambio, debemos reducir al máximo la ingesta de grasas saturadas, aquellas que se encuentran en bollería, carnes, yema de huevo, etc…
Como hemos visto al principio una correcta alimentación, en función de cada persona, puede determinar el éxito o el fracaso en el deporte o en cualquier situación de la vida. En próximas entradas profundizaremos más sobre alimentos concretos, cantidades y dietas específicas para jugadores de pádel dependiendo del momento de la temporada en el que nos encontremos.

Fuente Vitonica

¿Quieres ir al gimnasio GRATIS?

Contamos cómo probar un gimnasio totalmente GRATIS 

 ¿Cuántas veces has querido probar a hacer deporte y al final no lo has hecho?
Volvemos a hablar de nuevo de deportes gratis, los cuáles de seguro quieren disfrutar ahora que ha llegado el verano. Y es que lo que les propongo hoy es que prueben los gimnasios totalmente gratis, al menos si viven en Barcelona o en Madrid, porque les voy a presentar la oferta que nos hacen desde Holmer Place
Y es que en sus gimnasios, al menos en los de Madrid y Barcelona se han decidido a que probemos gratuitamente sus instalaciones, porque están convencidos de que si lo hacemos querremos seguir haciendo deporte. Y la verdad es que para muchos conseguirlo sería por fin hacerse con el propósito de fin de año, que no es poco.
La verdad aunque un día no va a suponer gran cosa, al menos aquellos que nunca han ido a un gimnasio, y se lo plantean como una idea a desarrollar ahora que tenemos más tiempo libre por vacaciones, pues no está nada mal la oferta. Para conseguirla, tienen que entrar en el siguiente enlace, el que les dejo a continuación, en el cuál han de rellena el formulario y pedirlo en cualquiera de los centros que tienen en ambas ciudades.

En forma sin pisar el gimnasio

El entrenador personal Joaquín Navasqüés (JSQuared Wellness, tel. 654 78 26 98) nos cuenta una rutina sencilla para que te pongas en forma sin tener que pasar por el gimnasio. Es muy importante, para que los resultados sean visibles en un mes, que la hagas al menos tres días a la semana y durante 25 minutos. ¿Lista para mejorar tu cuerpo en cinco pasos? 
1. CARDIO
Aunque las opciones para quemar calorías acelerando el ritmo cardíaco son infinitas, las más efectivas y divertidas consisten en:
– Saltar a la comba: intenta emular durante unos 5 minutos los ejercicios rápidos con los que entrenan los boxeadores profesionales.
– Salir a correr: ve a trote ligero durante 7 minutos (si te encuentras con fuerzas, amplía el tiempo). Es importante que elijas unas zapatillas que te ayuden a amortiguar el peso sobre las rodillas.
– Bajar y subir escaleras: hazlo de dos en dos durante unos 3 minutos o, si no, olvídate por un tiempo del ascensor. 

2. ABDOMINALES
Existen muchos tipos de ejercicios para endurecer o moldear la tripa. Es recomendable que para esta fase te tumbes en el suelo y pongas en la base del tronco y hasta el cuello una esterilla o una toalla doblada (de esta manera evitarás el estrés en la espalda) y que no desvíes nunca la mirada del techo. Si conoces alguna rutina en la que te sientas cómoda aplícala, pero, si no, apunta estas tres posiciones para primerizas:
– Posición crunch: son los abdominales de toda la vida. Dobla las rodillas y deja el torso plano. Con las manos tocando las sienes sube el torso superior (omóplatos y hombros) imaginando que tocas con el pecho las rodillas. Vuelve a bajar para recuperar la posición inicial. Repite entre 20 y 30 veces.
– Posición bicicleta: el punto de partida ha de ser con piernas y omóplatos elevados. Imagínate pedaleando en el aire. Flexiona una de las rodillas y acércala al pecho. Con las manos tocando las sienes, gira el torso y lleva la punta del codo contrario hacia la rodilla que hayas levantado. Haz de 20 a 30 intercambios de manera continuada.
– Posición batida: coloca una almohada en la parte lumbar o apoya las manos a la altura del coxis. Con las piernas estiradas y en alto (a unos 45º del suelo) súbelas y bájalas desde la cadera hasta la punta del pie. 
3. PIERNAS
Silla rusa: apoya la cabeza y la espalda en la pared y con los pies separados a la anchura de los hombros imagínate que tienes una silla y utilízala formando con el cuerpo un ángulo de 90ª. Mantén la posición 1 minuto. 
4. BRAZOS
Flexiones en la pared: con los pies separados a la misma anchura de los hombros, toma como referencia el largo de tus brazos para separar tu cuerpo de la pared. Con las manos apoyadas contra ella, ve acercándote hasta que tu nariz casi la toque. Una vez ahí, impúlsate y vuelve a la posición inicial. Debrás repetir el ejercicio unas 20 o 30 veces. 
5. GLÚTEOS
– Posición inicial: apoya las rodillas y las palmas de las manos en el suelo (como si estuvieses por gatear).
– Pierna flexionada: dóblala y elévala como si intentases tocarte el pecho con la rodilla. Sube y baja hasta el suelo durante 30 veces. Repite con la otra pierna. Pierna estirada Con la pierna extendida a la altura de la espalda intenta tocar el techo con la planta del pie. Pero sin bajar la punta del pie hasta el suelo. Hazlo 30 veces con cada pierna.
– Elevaciones laterales: piensa en lo que hace un perro cuando quiere marcar territorio y sube y baja la pierna formando un ángulo de 90º. Haz 30 repeticiones con ambas extremidades. 

Fuente Elle

Las necesidades nutricionales de un deportista

Es fundamental, que quienes practican deporte se alimenten correctamente

La importancia de una alimentación adecuada es un hecho conocido por los deportistas y sus entrenadores, son los fundamentos de la nutricion deportiva. Para los que se dedican a la competición, tiene un objetivo: mejorar sus marcas.

Para los aficionados que practican deporte con la idea de mejorar su salud o su figura, el objetivo de una alimentación adecuada es satisfacer las necesidades nutritivas, evitando tanto las carencias como los excesos. Por tanto es fundamental, que quienes practiquen deporte se alimenten en consecuencia. Una de los principales temas a tratar son los suplementos deportivos.

ENERGÍA

Las necesidades nutricionales de un individuo dependen de la edad, estilo de vida, estado de salud, y en especial, del tipo de actividad física. La dieta debe ser equilibrada para conseguir un rendimiento deportivo óptimo. La ingesta energética debe cubrir el gasto calórico y permitir al deportista mantener su peso corporal ideal.


Se recomienda que las proteínas supongan alrededor del 20-25% de la energía. Se comprende fácilmente que el deportista ansioso de mejorar su desarrollo muscular tenga la tentación de exagerar la ingesta de proteínas. Pero, las necesidades no superan los 2 g de proteínas por kg. de peso y día. Un exceso de proteína puede ser perjudicial para nuestra salud.

Estos requerimientos son cubiertos en parte por la ingesta razonable de carne, huevos, pescado y productos lácteos. En caso de no llegar al % aconsejado, se puede suplemtentar mediante cualquier proteína en polvo que podemos encontrar en una tienda de nutricion deportiva. Un exceso de proteínas en la alimentación puede ocasionar una acumulación de desechos tóxicos y otros efectos perjudiciales para la buena forma del deportista.


GRASAS


La ingesta óptima de grasas en deportistas debe ser de un 15-20% de las calorías totales. Tanto un exceso como un aporte deficitario de grasa puede desencadenar efectos adversos para el organismo. Si el contenido lipídico de la dieta es bajo, existe el riesgo de sufrir deficiencias en vitaminas liposolubles y ácidos grasos esenciales. Si por el contrario, la dieta tiene un contenido excesivo de grasa el rendimiento físico es menor, y además, favorece la aparición de una serie de alteraciones como la obesidad, problemas digestivos y cardiovasculares.


Las recomendaciones de carbohidratos para deportistas son de 50-60% del total de las calorías ingeridas, correspondiendo menos del 10% a los hidratos de carbono simples (azúcar, dulces …) y el porcentaje restante a los hidratos de carbono complejos (cereales y derivados, verduras, patatas …).

En general, los deportistas deberían consumir una dieta relativamente alta en carbohidratos para optimizar la disponibilidad de glucógeno muscular durante períodos de entrenamiento intenso y competición y así obtener una mayor resistencia deportiva.

AGUA

En condiciones normales, necesitamos alrededor de tres litros diarios de agua para mantener el equilibrio hídrico (un litro y medio en forma de bebida y el resto a través de los alimentos). En caso de un esfuerzo físico importante las necesidades de agua aumentan, pudiendo perderse hasta más de dos litros por hora. Es aconsejable, beber antes, durante y después del ejercicio físico, sobre todo en los deportes de larga duración.

MINERALES

Las mujeres con una gran actividad deportiva, en las que suele producirse ausencia de la menstruación, las necesidades de calcio aumentan y hay que incrementar el aporte de este mineral para compensar sus bajos niveles estrogénicos y su menor absorción intestinal de calcio. Por lo que se recomienda una alimentación rica en productos lácteos (leche, queso, yogur …).

Se ha observado que las necesidades de hierro de las personas que practican habitualmente deporte son mayores que las de una persona sedentaria. Ello se debe a que sus pérdidas son superiores y a que tienen unos niveles de hemoglobina en sangre. Además, la mujer debe compensar las pérdidas que se producen a través de la menstruación. En el caso de mujeres deportistas es conveniente aumentar el consumo regular de alimentos ricos en hierro (carne, huevos, legumbres …).



En lo relativo a las vitaminas, se ha demostrado que la capacidad física disminuye cuando hay una carencia de las mismas. A partir de este hecho se ha extendido la creencia de que un suplemento vitamínico puede incrementar el rendimiento en una práctica deportiva. Pero todos los estudios realizados hasta ahora han llegado a la conclusión opuesta: una adición de vitaminas no mejora el rendimiento físico. Es más, un exceso de determinadas vitaminas puede ser perjudicial para la salud.

Un aporte suplementario de vitaminas sólo puede ejercer un efecto beneficioso en el rendimiento de las personas que tengan un déficit vitamínico. Pero éste no es el caso de la persona alimentada de forma equilibrada.


RITMO DE LAS COMIDAS

El reparto del total energético en el transcurso del día es extremadamente importante para una buena utilización de todos los nutrientes ingeridos. A igual proporción, a un mayor número de comidas corresponde un rendimiento mejor, se evitan así las fatigas digestivas y los accesos de hipoglucemia. Una buena distribución de la energía consistiría en efectuar cuatro comidas diarias.

Desayuno: 15-25%
Almuerzo: 25-35%
Merienda: 10-15%
Cena: 25-35%

El estado nutricional óptimo no se alcanza mediante las comidas previas a la competición, ni siquiera mediante las pautas de alimentación seguidas los días inmediatamente anteriores a la prueba. Un buen estado de nutrición es el resultado de unos hábitos alimentarios practicados adecuadamente y durante mucho tiempo, con regularidad, no una cuestión de unas pocas comidas.